Isabel Allende La isla bajo el mar

ISBN 13 : 9780307476050

La isla bajo el mar

Note moyenne 4
( 23 455 avis fournis par GoodReads )
 
9780307476050: La isla bajo el mar

Book by Allende Isabel

Les informations fournies dans la section « Synopsis » peuvent faire référence à une autre édition de ce titre.

Extrait :

PRIMERA PARTE
Saint-Domingue, 1770-1793

El mal espan?ol


Toulouse Valmorain llego? a Saint-Domingue en 1770, el mismo an?o que el delfi?n de Francia se caso? con la archiduquesa austri?aca Mari?a Antonieta. Antes de viajar a la colonia, cuando todavi?a no sospechaba que su destino le iba a jugar una broma y acabari?a enterrado entre can?averales en las Antillas, habi?a sido invitado a Versalles a una de las fiestas en honor de la nueva delfina, una chiquilla rubia de catorce an?os, que bostezaba sin disimulo en medio del ri?gido protocolo de la corte francesa.

Todo eso quedo? en el pasado. Saint-Domingue era otro mundo. El joven Valmorain teni?a una idea bastante vaga del lugar donde su padre amasaba mal que bien el pan de la familia con la ambicio?n de convertirlo en una fortuna. Habi?a lei?do en alguna parte que los habitantes originales de la isla, los arahuacos, la llamaban Haiti?, antes de que los conquistadores le cambiaran el nombre por La Espan?ola y acabaran con los nativos. En menos de cincuenta an?os no quedo? un solo arahuaco vivo ni de muestra: todos perecieron, vi?ctimas de la esclavitud, las enfermedades europeas y el suicidio. Eran una raza de piel rojiza, pelo grueso y negro, de inalterable dignidad, tan ti?midos que un solo espan?ol podi?a vencer a diez de ellos a mano desnuda. Vivi?an en comunidades poli?gamas, cultivando la tierra con cuidado para no agotarla: camote, mai?z, calabaza, mani?, pimientos, patatas y mandioca. La tierra, como el cielo y el agua, no teni?a duen?o hasta que los extranjeros se apoderaron de ella para cultivar plantas nunca vistas con el trabajo forzado de los arahuacos. En ese tiempo comenzo? la costumbre de «aperrear»: matar a personas indefensas azuzando perros contra ellas. Cuando terminaron con los indi?genas, importaron esclavos secuestrados en A?frica y blancos de Europa, convictos, hue?rfanos, prostitutas y revoltosos.

A fines de los mil seiscientos Espan?a cedio? la parte occidental de la isla a Francia, que la llamo? Saint-Domingue y que habri?a de convertirse en la colonia ma?s rica del mundo. Para la e?poca en que Toulouse Valmorain llego? alli?, un tercio de las exportaciones de Francia, a trave?s del azu?car, cafe?, tabaco, algodo?n, i?ndigo y cacao, proveni?a de la isla. Ya no habi?a esclavos blancos, pero los negros sumaban cientos de miles. El cultivo ma?s exigente era la can?a de azu?car, el oro dulce de la colonia; cortar la can?a, triturarla y reducirla a jarabe, no era labor de gente, sino de bestia, como sosteni?an los plantadores.

Valmorain acababa de cumplir veinte an?os cuando fue convocado a la colonia por una carta apremiante del agente comercial de su padre. Al desembarcar iba vestido a la u?ltima moda: pun?os de encaje, peluca empolvada y zapatos de tacones altos, seguro de que los libros de exploracio?n que habi?a lei?do lo capacitaban de sobra para asesorar a su padre durante unas semanas. Viajaba con un valet, casi tan gallardo como e?l, varios bau?les con su vestuario y sus libros. Se defini?a como hombre de letras y a su regreso a Francia pensaba dedicarse a la ciencia. Admiraba a los filo?sofos y enciclopedistas, que tanto impacto habi?an tenido en Europa en las de?cadas recientes y coincidi?a con algunas de sus ideas liberales: El contrato social de Rousseau habi?a sido su texto de cabecera a los dieciocho an?os. Apenas desembarco?, despue?s de una travesi?a que por poco termina en tragedia al enfrentarse a un huraca?n en el Caribe, se llevo? la primera sorpresa desagradable: su progenitor no lo esperaba en el puerto. Lo recibio? el agente, un judi?o amable, vestido de negro de la cabeza a los pies, quien lo puso al di?a sobre las precauciones necesarias para movilizarse en la isla, le facilito? caballos, un par de mulas para el equipaje, un gui?a y un miliciano para que los acompan?aran a la habitation Saint-Lazare. El joven jama?s habi?a puesto los pies fuera de Francia y habi?a prestado muy poca atencio?n a las ane?cdotas —banales, por lo dema?s— que soli?a contar su padre en sus infrecuentes visitas a la familia en Pari?s. No imagino? que alguna vez iri?a a la plantacio?n; el acuerdo ta?cito era que su padre consolidari?a la fortuna en la isla, mientras e?l cuidaba a su madre y sus hermanas y supervisaba los negocios en Francia. La carta que habi?a recibido aludi?a a problemas de salud y supuso que se trataba de una fiebre transitoria, pero al llegar a Saint-Lazare, despue?s de un di?a de marcha a mata caballo por una naturaleza glotona y hostil, se dio cuenta de que su padre se estaba muriendo. No sufri?a de malaria, como e?l crei?a, sino de si?filis, que devastaba a blancos, negros y mulatos por igual. La enfermedad habi?a alcanzado su u?ltima etapa y su padre estaba casi inva?lido, cubierto de pu?stulas, con los dientes flojos y la mente entre brumas. Las curaciones dantescas de sangri?as, mercurio y cauterizaciones del pene con alambres al rojo no lo habi?an aliviado, pero segui?a practica?ndolas como acto de contricio?n. Acababa de cumplir cincuenta an?os y estaba convertido en un anciano que daba o?rdenes disparatadas, se orinaba sin control y estaba siempre en una hamaca con sus mascotas, un par de negritas que apenas habi?an alcanzado la pubertad.

Mientras los esclavos desempacaban su equipaje bajo las o?rdenes del valet, un currutaco que apenas habi?a soportado la travesi?a en barco y estaba espantado ante las condiciones primitivas del lugar, Toulouse Valmorain salio? a recorrer la vasta propiedad. Nada sabi?a del cultivo de can?a, pero le basto? aquel paseo para comprender que los esclavos estaban fame?licos y la plantacio?n so?lo se habi?a salvado de la ruina porque el mundo consumi?a azu?car con creciente voracidad. En los libros de contabilidad encontro? la explicacio?n de las malas finanzas de su padre, que no podi?a mantener a la familia en Pari?s con el decoro que correspondi?a a su posicio?n. La produccio?n era un desastre y los esclavos cai?an como chinches; no le cupo duda de que los capataces robaban aprovecha?ndose del estremecedor deterioro del amo. Maldijo su suerte y se dispuso a arremangarse y trabajar, algo que ningu?n joven de su medio se planteaba: el trabajo era para otra clase de gente. Empezo? por conseguir un suculento pre?stamo gracias al apoyo y las conexiones con banqueros del agente comercial de su padre, luego mando? a los commandeurs a los can?averales, a trabajar codo a codo con los mismos a quienes habi?an martirizado antes y los reemplazo? por otros menos depravados, redujo los castigos y contrato? a un veterinario, que paso? dos meses en Saint-Lazare tratando de devolver algo de salud a los negros. El veterinario no pudo salvar a su valet, al que despacho? una diarrea fulminante en menos de treinta y ocho horas. Valmorain se dio cuenta de que los esclavos de su padre duraban un promedio de dieciocho meses antes de escaparse o caer muertos de fatiga, mucho menos que en otras plantaciones. Las mujeres vivi?an ma?s que los hombres, pero rendi?an menos en la labor agobiante de los can?averales y teni?an la mala costumbre de quedar pren?adas. Como muy pocos cri?os sobrevivi?an, los plantadores habi?an calculado que la fertilidad entre los negros era tan baja, que no resultaba rentable. El joven Valmorain realizo? los cambios necesarios de forma automa?tica, sin planes y deprisa, decidido a irse muy pronto, pero cuando su padre murio?, unos meses ma?s tarde, debio? enfrentarse al hecho ineludible de que estaba atrapado. No pretendi?a dejar sus huesos en esa colonia infestada de mosquitos, pero si se marchaba antes de tiempo perderi?a la plantacio?n y con ella los ingresos y posicio?n social de su familia en Francia.

Valmorain no intento? relacionarse con otros colonos. Los grands blancs, propietarios de otras plantaciones,lo consideraban un presumido que no durari?a mucho en la isla; por lo mismo se asombraron al verlo con las botas embarradas y quemado por el sol. La antipati?a era mutua. Para Valmorain, esos franceses trasplantados a las Antillas eran unos palurdos, lo opuesto de la sociedad que e?l habi?a frecuentado, donde se exaltaban las ideas, la ciencia y las artes y nadie hablaba de dinero ni de esclavos. De la «edad de la razo?n» en Pari?s, paso? a hundirse en un mundo primitivo y violento en que los vivos y los muertos andaban de la mano. Tampoco hizo amistad con los petits blancs, cuyo u?nico capital era el color de la piel, unos pobres diablos emponzon?ados por la envidia y la maledicencia, como e?l deci?a. Proveni?an de los cuatro puntos cardinales y no habi?a manera de averiguar su pureza de sangre o su pasado. En el mejor de los casos eran mercaderes, artesanos, frailes de poca virtud, marineros, militares y funcionarios menores, pero tambie?n habi?a maleantes, chulos, criminales y bucaneros que utilizaban cada recoveco del Caribe para sus canalladas. Nada teni?a e?l en comu?n con esa gente.

Entre los mulatos libres o affranchis existi?an ma?s de sesenta clasificaciones segu?n el porcentaje de sangre blanca, que determinaba su nivel social. Valmorain nunca logro? distinguir los tonos ni aprender la denominacio?n de cada combinacio?n de las dos razas. Los affranchis careci?an de poder poli?tico, pero manejaban mucho dinero; por eso los blancospobres los odiaban. Algunos se ganaban la vida con tra?ficos ili?citos, desde contrabando hasta prostitucio?n, pero otros habi?an sido educados en Francia y posei?an fortuna, tierras y esclavos. Porencima de las sutilezas del color, los mulatos estaban unidos por su aspiracio?n comu?n a pasar por blancos y su desprecio visceral por los negros. Los esclavos, cuyo nu?mero era diez veces mayor que el de los blancos y affranchis juntos, no contaban para nada, ni en el censo de la poblacio?n ni en la conciencia de los colonos.

Ya que no le conveni?a aislarse por completo, Toulouse Valmorain frecuentaba de vez en cuando a algunas familias de grands blancs en Le Cap, la ciudad ma?s cercana a su plantacio?n. En esos viajes compraba lo necesario para abastecerse y, si no podi?a evitarlo, pasaba por la Asamblea Colonial a saludar a sus pares, asi? no olvidari?an su apellido, pero no participaba en las sesiones. Tambie?n aprovechaba para ver comedias en el teatro, asistir a fiestas de las cocottes—las exuberantes cortesanas francesas, espan?olas y de razas mezcladas que dominaban la vida nocturna— y codearse con exploradores y cienti?ficos que se deteni?an en la isla, de paso hacia otros sitios ma?s interesantes. Saint-Domingue no atrai?a visitantes, pero a veces llegaban algunos a estudiar la naturaleza o la economi?a de las Antillas, a quienes Valmorain invitaba a Saint-Lazare con la intencio?n de recuperar, aunque fuese brevemente, el placer de la conversacio?n elevada que habi?a aderezado sus an?os de Pari?s. Tres an?os despue?s de la muerte de su padre podi?a mostrarles la propiedad con orgullo; habi?a transformado aquel estropicio de negros enfermos y can?averales secos en una de las plantaciones ma?s pro?speras entre las ochocientas de la isla, habi?a multiplicado por cinco el volumen de azu?car sin refinar para exportacio?n e instalado una destileri?a donde produci?a selectas barricas de un ron mucho ma?s fino que el que soli?a beberse. Sus visitantes pasaban una o dos semanas en la ru?stica casona de madera, empapa?ndose de la vida de campo y apreciando de cerca la ma?gica invencio?n del azu?car. Se paseaban a caballo entre los densos pastos que silbaban amenazantes por la brisa, protegidos del sol por grandes sombreros de pajilla y boqueando en la humedad hirviente del Caribe, mientras los esclavos, como afiladas sombras, cortaban las plantas a ras de tierra sin matar la rai?z, para que hubiera otras cosechas. De lejos, pareci?an insectos entre los abigarrados can?averales que los doblaban en altura. La labor de limpiar las duras can?as, picarlas en las ma?quinas dentadas, estrujarlas en las prensas y hervir el jugo en profundos calderos de cobre para obtener un jarabe oscuro, resultaba fascinante para esa gente de ciudad que so?lo habi?a visto los albos cristales que endulzaban el cafe?. Esos visitantes poni?an al di?a a Valmorain sobre los sucesos de Europa, cada vez ma?s remota para e?l, los nuevos adelantos tecnolo?gicos y cienti?ficos y las ideas filoso?ficas de moda. Le abri?an un portillo para que atisbara el mundo y le dejaban de regalo algunos libros. Valmorain disfrutaba con sus hue?spedes, pero ma?s disfrutaba cuando se iban; no le gustaba tener testigos en su vida ni en su propiedad. Los extranjeros observaban la esclavitud con una mezcla de repugnancia y morbosa curiosidad que le resultaba ofensiva porque se consideraba un amo justo: si supieran co?mo trataban otros plantadores a sus negros, estari?an de acuerdo con e?l. Sabi?a que ma?s de uno volveri?a a la civilizacio?n
convertido en abolicionista y dispuesto a sabotear el consumo de azu?car. Antes de verse obligado a vivir en la isla tambie?n le habri?a chocado la esclavitud, de haber conocido los detalles, pero su padre nunca se refirio? al tema. Ahora, con cientos de esclavos a su cargo, sus ideas al respecto habi?an cambiado.

Présentation de l'éditeur :

Para ser una esclava en el Saint-Domingue de finales del siglo XVIII, Zarité había tenido buena estrella: a los nueve años fue vendida a Toulouse Valmorain, un rico terrateniente, pero no conoció ni el agotamiento de las plantaciones de caña ni la asfixia y el sufrimiento de los trapiches, porque siempre fue una esclava doméstica. Su bondad natural, fortaleza de espíritu y honradez le permitieron compartir los secretos y la espiritualidad que ayudaban a sobrevivir a los suyos, los esclavos, y conocer las miserias de los amos, los blancos. Zarité se convirtió en el centro de un microcosmos que era un reflejo del mundo de la colonia: el amo Valmorain, su frágil esposa española y su sensible hijo Maurice, el sabio Parmentier, el militar Relais y la cortesana mulata Violette, Tante Rose, la curandera, Gambo, el apuesto esclavo rebelde… y otros personajes de una cruel conflagración que acabaría arrasando su tierra y lanzándolos lejos de ella. Al ser llevada por su amo a Nueva Orleans, Zarité inició una nueva etapa en la que alcanzaría su mayor aspiración: la libertad. Más allá del dolor y del amor, de la sumisión y la independencia, de sus deseos y los que le habían impuesto a lo largo de su vida, Zarité podía contemplarla con serenidad y concluir que había tenido buena estrella.

From the Hardcover edition.

Les informations fournies dans la section « A propos du livre » peuvent faire référence à une autre édition de ce titre.

Meilleurs résultats de recherche sur AbeBooks

1.

ALLENDE, ISABEL
Edité par Penguin Random House
ISBN 10 : 0307476057 ISBN 13 : 9780307476050
Neuf(s) Quantité : > 20
Vendeur
INDOO
(Avenel, NJ, Etats-Unis)
Evaluation vendeur
[?]

Description du livre Penguin Random House. État : New. Brand New. N° de réf. du libraire 0307476057

Plus d'informations sur ce vendeur | Poser une question au libraire

Acheter neuf
EUR 8,88
Autre devise

Ajouter au panier

Frais de port : EUR 3,25
Vers Etats-Unis
Destinations, frais et délais

2.

Allende, Isabel
Edité par RANDOM HOUSE ESPANOL (2010)
ISBN 10 : 0307476057 ISBN 13 : 9780307476050
Neuf(s) Quantité : 3
Vendeur
PBShop
(Wood Dale, IL, Etats-Unis)
Evaluation vendeur
[?]

Description du livre RANDOM HOUSE ESPANOL, 2010. PAP. État : New. New Book.Shipped from US within 10 to 14 business days. Established seller since 2000. N° de réf. du libraire IB-9780307476050

Plus d'informations sur ce vendeur | Poser une question au libraire

Acheter neuf
EUR 8,95
Autre devise

Ajouter au panier

Frais de port : EUR 3,71
Vers Etats-Unis
Destinations, frais et délais

3.

Allende, Isabel
Edité par Vintage Espanol
ISBN 10 : 0307476057 ISBN 13 : 9780307476050
Neuf(s) PAPERBACK Quantité : > 20
Vendeur
Mediaoutlet12345
(Springfield, VA, Etats-Unis)
Evaluation vendeur
[?]

Description du livre Vintage Espanol. PAPERBACK. État : New. 0307476057 *BRAND NEW* Ships Same Day or Next!. N° de réf. du libraire SWATI2122027362

Plus d'informations sur ce vendeur | Poser une question au libraire

Acheter neuf
EUR 9,03
Autre devise

Ajouter au panier

Frais de port : EUR 3,71
Vers Etats-Unis
Destinations, frais et délais

4.

Isabel Allende
Edité par Random House USA Inc, United States (2010)
ISBN 10 : 0307476057 ISBN 13 : 9780307476050
Neuf(s) Paperback Quantité : 10
Vendeur
The Book Depository
(London, Royaume-Uni)
Evaluation vendeur
[?]

Description du livre Random House USA Inc, United States, 2010. Paperback. État : New. Reprint. 204 x 132 mm. Language: Spanish . Brand New Book. Para ser una esclava en el Saint-Domingue de finales del siglo XVIII, Zarite habia tenido buena estrella: a los nueve anos fue vendida a Toulouse Valmorain, un rico terrateniente, pero no conocio ni el agotamiento de las plantaciones de cana ni la asfixia y el sufrimiento de los trapiches, porque siempre fue una esclava domestica. Su bondad natural, fortaleza de espiritu y honradez le permitieron compartir los secretos y la espiritualidad que ayudaban a sobrevivir a los suyos, los esclavos, y conocer las miserias de los amos, los blancos. Zarite se convirtio en el centro de un microcosmos que era un reflejo del mundo de la colonia: el amo Valmorain, su fragil esposa espanola y su sensible hijo Maurice, el sabio Parmentier, el militar Relais y la cortesana mulata Violette, Tante Rose, la curandera, Gambo, el apuesto esclavo rebelde. y otros personajes de una cruel conflagracion que acabaria arrasando su tierra y lanzandolos lejos de ella. Al ser llevada por su amo a Nueva Orleans, Zarite inicio una nueva etapa en la que alcanzaria su mayor aspiracion: la libertad. Mas alla del dolor y del amor, de la sumision y la independencia, de sus deseos y los que le habian impuesto a lo largo de su vida, Zarite podia contemplarla con serenidad y concluir que habia tenido buena estrella. From the Hardcover edition. N° de réf. du libraire ABZ9780307476050

Plus d'informations sur ce vendeur | Poser une question au libraire

Acheter neuf
EUR 13,02
Autre devise

Ajouter au panier

Frais de port : Gratuit
De Royaume-Uni vers Etats-Unis
Destinations, frais et délais

5.

Isabel Allende
Edité par Random House USA Inc, United States (2010)
ISBN 10 : 0307476057 ISBN 13 : 9780307476050
Neuf(s) Paperback Quantité : 10
Vendeur
The Book Depository US
(London, Royaume-Uni)
Evaluation vendeur
[?]

Description du livre Random House USA Inc, United States, 2010. Paperback. État : New. Reprint. 204 x 132 mm. Language: Spanish . Brand New Book. Para ser una esclava en el Saint-Domingue de finales del siglo XVIII, Zarite habia tenido buena estrella: a los nueve anos fue vendida a Toulouse Valmorain, un rico terrateniente, pero no conocio ni el agotamiento de las plantaciones de cana ni la asfixia y el sufrimiento de los trapiches, porque siempre fue una esclava domestica. Su bondad natural, fortaleza de espiritu y honradez le permitieron compartir los secretos y la espiritualidad que ayudaban a sobrevivir a los suyos, los esclavos, y conocer las miserias de los amos, los blancos. Zarite se convirtio en el centro de un microcosmos que era un reflejo del mundo de la colonia: el amo Valmorain, su fragil esposa espanola y su sensible hijo Maurice, el sabio Parmentier, el militar Relais y la cortesana mulata Violette, Tante Rose, la curandera, Gambo, el apuesto esclavo rebelde. y otros personajes de una cruel conflagracion que acabaria arrasando su tierra y lanzandolos lejos de ella. Al ser llevada por su amo a Nueva Orleans, Zarite inicio una nueva etapa en la que alcanzaria su mayor aspiracion: la libertad. Mas alla del dolor y del amor, de la sumision y la independencia, de sus deseos y los que le habian impuesto a lo largo de su vida, Zarite podia contemplarla con serenidad y concluir que habia tenido buena estrella. From the Hardcover edition. N° de réf. du libraire ABZ9780307476050

Plus d'informations sur ce vendeur | Poser une question au libraire

Acheter neuf
EUR 13,15
Autre devise

Ajouter au panier

Frais de port : Gratuit
De Royaume-Uni vers Etats-Unis
Destinations, frais et délais

6.

Allende, Isabel
Edité par Vintage Espanol (2010)
ISBN 10 : 0307476057 ISBN 13 : 9780307476050
Neuf(s) Paperback Quantité : 3
Vendeur
Murray Media
(North Miami Beach, FL, Etats-Unis)
Evaluation vendeur
[?]

Description du livre Vintage Espanol, 2010. Paperback. État : New. N° de réf. du libraire 0307476057

Plus d'informations sur ce vendeur | Poser une question au libraire

Acheter neuf
EUR 11,03
Autre devise

Ajouter au panier

Frais de port : EUR 2,78
Vers Etats-Unis
Destinations, frais et délais

7.

Isabel Allende
ISBN 10 : 0307476057 ISBN 13 : 9780307476050
Neuf(s) Quantité : 11
Vendeur
BWB
(Valley Stream, NY, Etats-Unis)
Evaluation vendeur
[?]

Description du livre État : New. Depending on your location, this item may ship from the US or UK. N° de réf. du libraire 97803074760500000000

Plus d'informations sur ce vendeur | Poser une question au libraire

Acheter neuf
EUR 14,39
Autre devise

Ajouter au panier

Frais de port : Gratuit
Vers Etats-Unis
Destinations, frais et délais

8.

Allende, Isabel
Edité par Vintage Espanol
ISBN 10 : 0307476057 ISBN 13 : 9780307476050
Neuf(s) PAPERBACK Quantité : 5
Vendeur
Movie Mars
(Matthews, NC, Etats-Unis)
Evaluation vendeur
[?]

Description du livre Vintage Espanol. PAPERBACK. État : New. 0307476057 Brand New Book. Ships from the United States. 30 Day Satisfaction Guarantee!. N° de réf. du libraire 13655246

Plus d'informations sur ce vendeur | Poser une question au libraire

Acheter neuf
EUR 11,02
Autre devise

Ajouter au panier

Frais de port : EUR 3,71
Vers Etats-Unis
Destinations, frais et délais

9.

Isabel Allende
Edité par Random House USA Inc
ISBN 10 : 0307476057 ISBN 13 : 9780307476050
Neuf(s) Paperback Quantité : 2
Vendeur
THE SAINT BOOKSTORE
(Southport, Royaume-Uni)
Evaluation vendeur
[?]

Description du livre Random House USA Inc. Paperback. État : new. BRAND NEW, LA Isla Bajo El Mar, Isabel Allende. N° de réf. du libraire B9780307476050

Plus d'informations sur ce vendeur | Poser une question au libraire

Acheter neuf
EUR 9,35
Autre devise

Ajouter au panier

Frais de port : EUR 6,87
De Royaume-Uni vers Etats-Unis
Destinations, frais et délais

10.

Allende, Isabel
Edité par Vintage Espanol (2010)
ISBN 10 : 0307476057 ISBN 13 : 9780307476050
Neuf(s) Paperback Quantité : 1
Vendeur
Ergodebooks
(RICHMOND, TX, Etats-Unis)
Evaluation vendeur
[?]

Description du livre Vintage Espanol, 2010. Paperback. État : New. N° de réf. du libraire BKTY9780307476050

Plus d'informations sur ce vendeur | Poser une question au libraire

Acheter neuf
EUR 12,55
Autre devise

Ajouter au panier

Frais de port : EUR 3,71
Vers Etats-Unis
Destinations, frais et délais

autres exemplaires de ce livre sont disponibles

Afficher tous les résultats pour ce livre